martes, 30 de junio de 2020

Hammer-on y Pull-off

¿Quiénes son estos?


Sí, parece el nombre de un dúo cómico, pero no lo es. Esta sencilla técnica es la que aumentará, definitivamente, tu velocidad a más del doble de la actual (a menos que ya la estés utilizando). También sirve para darles otra acentuación y otro "color" a las frases. En medios tiempos puede quedar la mar de vacilón.

Hammer-on


Consiste en lo siguiente: pon el dedo índice de la mano izquierda en, por ejemplo, el D del traste #5, tercera cuerda. Después, pulsa la cuerda con la mano derecha. Y por último, golpea la nota siguiente (que será un E en el traste #7, tercera cuerda) pero sin volver a pulsar la cuerda con la mano derecha. Ya has ejecutado un hammer-on. La idea es esa: una pulsación, dos sonidos. Muy importante: no confundir las ligaduras de expresión, como las que vienen en este apartado, con las ligaduras corrientes, que siempre van de nota a nota de la misma entonación.

Te propongo el siguiente ejercicio para que vayas cogiendo destreza:



Pull-off


Lo mismo que el hammer-on, pero al revés. Pon el dedo anular en, por ejemplo, el E del traste #7, tercera cuerda. Después, pulsa la cuerda con la mano derecha. Y por último, suelta el dedo anular, al mismo tiempo que haces sonar la cuerda, pero sin volverla a pulsar con la mano derecha, de forma que se quede sujetándola el dedo índice en el traste #5, tercera cuerda, y sonando la nota D. Es, exactamente, la acción inversa al hammer-on.

Pues nada, una vez explicado, ejercicio al canto:



All togheter now


Una vez tengas por la mano ambas técnicas, y sepas que para ello hay que tener paciencia, y constancia a manos llenas porque, aunque no dudo de tu enorme capacidad, no suele ser cosa de un día, ni de dos; una vez las domines, digo, lo suyo es combinarlas.

Como ejemplo de combinación podría valer el ejercicio siguiente. Claro, no me refería, solamente, a utilizar en la misma frase hammer-on y pull-off, sino a mezclarlos entre sí, de lo que resulta el hammer-on/pull-off (como en el ejemplo) o un pull-off/hammer-on, que es igual pero al revés. En el ejemplo, con una sola pulsación de la mano derecha sobre la cuerda G (la primera), deben sonar las tres notas que abarca la ligadura, o sea, C, D y de nuevo C.



Más difícil (todavía)


Vamos a liarlo todavía más, somos así de cafres. Los ejercicios que siguen son algo peludos, y su dominio puede llevar tiempo, pero una cosa es segura: después de esta lección, no solo tu velocidad, sino todo tu estilo, se vera ampliamente robustecido. Además, adquirirás fuerza en la muñeca de la mano izquierda, fuerza que siempre viene bien.




Como siempre, empieza a una velocidad exasperantemente lenta, hasta que lo domines y consigas un sonido uniforme en todas las notas, para después ir poco a poco acelerando, y bla, bla, bla...


Y ahora, al revés



La técnica que acabamos de explicar, además de ayudarnos a coger velocidad, sirve para matizar la expresión de las frases que tocamos. Así, cuando un grupo de notas aparece abarcado por una ligadura, como en el ejemplo siguiente, esto significa que ha de tocarse lo que se dice "legatto", o sea ligado, o sea, la menor separación posible entre notas. Es lo que se denomina una ligadura de expresión. Lo contrario de esto es el "picatto", o sea picado, que expresamos con un punto encima o debajo de la nota, y supone tocar las notas lo más breve posible dentro de la duración que nos marca su figura. Literalmente, picándolas, ya sea con púa o con los dedos.



Así que ya sabes: si cortas el sonido entre una nota y otra estás picando las notas; si no lo cortas, sino que tratas de que el sonido sea lo más homogéneo posible, aunque cambie de notas, estás haciendo un ligado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar, ampliar o rebatir la información que acabas de leer